Quiénes Somos

La Vaca Amarilla es una empresa “madre-hija” dedicada a ofrecer a lo largo de todo Chile productos variados con el fin de entregar a sus clientes con un sólo click, la opción de conseguir en un mismo lugar de forma rápida y cómoda, todo tipo de frutos y frutas secas, semillas, harinas, cereales, sin gluten especialmente para celiacos, condimentos, legumbres, infusiones, papas nativas chilotas y peruanas, más otros gourmet, hasta la puerta de sus hogares ahorrando en tiempo y comodidad, elementos preciados para el acelerado mundo de hoy…

foto2Nosotras nos dimos cuenta que a lo largo de estos últimos 5 años, los chilenos estamos dispuestos cada vez a comer más sano, marcando una tendencia; otra razón por la que quisimos juntar una gran gama de alimentos “antichatarra”, más bien nutritivos, altos en antioxidantes, fibras, vitaminas, entre otros, para contribuir a mejorar la alimentación de todos.

Se preguntarán por qué el nombre..? La “Vaca Amarilla” nace en honor al Bisabuelo, el “Tata Jesús” que siempre contaba en las juntas con el lote familiar el mismo chiste “fome” y malo como si fuera el más divertido del mundo, además de ponerle el mismo nombre al predio de la casa del campo en el sur; éste dice más o menos así:

….”El dueño de un predio agrícola, le regaló a su hija favorita cuando cumplió quince años una linda “vaca amarilla”. La joven encantada por el regalo de su Papá , desarrolló una gran amistad y cariño extremo por su adorada “vaca amarilla”.

Al transcurrir un par de años, la “vaca amarilla” enfermó sin poder obtener diagnóstico alguno de su dolencia por parte de varios expertos veterinarios.

La jovencita con el paso de los días y sin solución al problema de salud de su vaquita amarilla, desesperó a tal punto que expresó a los cuatro vientos que haría cualquier cosa con tal de salvar a su “vaca amarilla”.

El hijo del vecino, eterno enamorado de la joven, al enterarse de la plegaria de ésta y viendo una gran oportunidad en las circunstancias dadas, le prometió un tratamiento infalible que sanaría y recuperaría su vaquita. La joven dudosa pero esperanzada por una posibilidad de mejora, aceptó los términos del vecino y se comprometió a esperarlo esa noche de luna llena, ventana abierta, acostada desnuda sobre su cama y a media noche.

Llegada las 00.00 horas, el joven trepó y se introdujo en la pieza de la dama. Deslumbrado por tanta belleza dio comienzo de inmediato al tratamiento que su imaginación prescribió, dijo y actuó:

Paso mis manos por tus mejillas para que sane la “vaca amarilla”,

paso mis manos por tu barbilla para que sane la “vaca amarilla”,

paso mis manos por tu gargantilla para que sane la “vaca amarilla”,

paso mis manos por tus costillas para que sane la “vaca amarilla”,

paso mis manos por tus senillos para que sane la “vaca amarilla”!

repaso mis manos por tus senillos para que sane la “vaca amarilla”!

nuevamente paso mis manos por tus senillos para que sane la “vaca amarilla”!,

paso mis manos por tu ombliguillo para que sane la “vaca amarilla”…

Luego paso mis manos por tus muslillos para que sane la “vaca amarilla”,

paso mis manos por tus rodillas para que sane la “vaca amarilla”,

paso mis manos por tus pantorrillas para que sane la “vaca amarilla”,

Entonces la joven interrumpe al vecino y le dice de manera apresurada: ¡Pasa tus manos por aquí entremedio aunque la vaca no tenga remedio!

Como verán, un chiste realmente “fome”…. pero queríamos tanto al Tata……!

Bueno, poniéndonos serias nuevamente, la estrategia de nuestra empresa se basa en la comunicación e interactividad permanente con el cliente, al compartir tips saludables, información de beneficios, recetas e incluso fotos de sus propios platos, tanto de aquellos expertos como los “no sé cocinar”.  Así también quisimos dar la posibilidad de que todo Chile tenga la opción de obtener nuestros productos, al despachar desde Arica a Punta Arenas, descentralizando la Región Metropolitana aportando un granito de arena al mejorar la alimentación de todos los chilenos.

El éxito de nuestro emprendimiento se ve reflejado en el corazón, pasión, dedicación y compromiso que nosotras entregamos, traduciéndose en una alta fidelidad y satisfacción por parte de nuestros clientes…. motor de nuestro crecimiento….

Sigue La Vaca Amarilla … La Vaca la lleva !

Dany y Romy

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar